Emprender no tiene edad

February 1st, 2012

Ricardo Fisas es un ejemplo de emprendedor de éxito a cualquier edad, un ejemplo del que muchos deberíamos tomar nota y más en los momentos de "crisis" en la que nos encontramos.

Joan, a través de Joaquim Serra consiguió convencerle rápidamente para que nos escribiese el prólogo de nuestro libro. Un trato directo y muy amable. Fué posteriormente cuando nos reunimos para conocernos personalmente y poder compartir mesa. Yo conocía por encima la historia de éxito de Natura Bissé, tanto por sus orígenes, como por su visión internacional y en último lugar como caso de éxito en la transición en la dirección de una empresa familiar. Obviamente nada es comparable a tener al Sr. Fisas cara a cara. La primera impresión es la de pensar.. "¡que grande es este hombre!"...y cuando digo grande me refiero a qué es muy alto y con su traje impecable, a simple vista impone respeto. Cualquiera le quitaría de encima como mínimo 15 años.

Persona extraordinariamente inteligente, muy simpático, jovial y lleno de vitalidad. Lo siguiente que uno piensa es: ¡este es el espíritu que hace falta en este país! Pues sí, a pesar de todas las dificultades que tuvo que pasar, no dudo a los 50 años, después de ser despedido y en un momento de crisis en nuestro país de arremangarse y luchar para levantar lo que hoy es una gran empresa. Verlo a su edad montado en su Harley Davidson lo dice todo. En la vida puedes fracasar o tropezar muchas veces, pero siempre hay que levantarse, esta es la única forma llegar al éxito.

Podeís consultar mucho más sobre el Sr. Fisas en fundacionricardofisas.org.

Algunas de sus frases:

  • ..1979 fue una época de gran depresión en España. Se cerraban fábricas y se despedía personal. El día que cumplía 50 años, la empresa de la que era directivo cerró y me comunicaron el despido. Tuve que acogerse al paro. Esposa, cuatro hijos y una gran decepción.
  • Como Escarlata en "Lo que el viento se llevó" juré no trabajar nunca mas para otros; fundaría mi propia empresa.
  • Mi esposa estaba desolada. ¿No tendría un sueldo fijo? ¿ No sería esto un salto al vacío? Algo de verdad había en ello, pero no había ninguna otra alternativa. En 1979 ninguna empresa cogía personal y menos a un ejecutivo de 50 años...

No quiero terminar este artículo sin mencionar dos puntos que me no gustaría pasar por alto:

El primero es que el mismo Sr. Fisas nos recordó "¡Pues yo también he escrito un libro!", y así es. La historia de Natura Bissé y todos sus entresijos los podeís encontrar en su libro Pinceladas de una vida - Cómo iniciar una aventura empresarial a los 50.